Homepage Perros Perros tristes

marzo 1, 2021

Blog thumbnail

Perros tristes

Los perros también pueden ponerse tristes. Varios son los motivos que pueden estar tras esta tristeza, que es importante que la mascota supere. Normalmente, este estado se manifiesta de forma clara en el can a través de diferentes síntomas aunque, a veces, no son tan evidentes. Para saber identificarlos y poder afrontar las causas que están tras la tristeza, aquí contamos algunas claves imprescindibles que se deben tener en cuenta.

Causas

Los motivos por lo que el perro está triste son diversos. Uno de ellos es que note la ausencia de otro animal de compañía con el que haya convivido o de algún miembro del hogar por su fallecimiento

Los perros también manifiestan su tristeza por otros motivos como una separación de los dueños como, por ejemplo, en vacaciones u otros períodos prolongados en los que la persona con la que establece el vínculo tiene que marcharse a otra ciudad para trabajar o estudiar, entre otras situaciones. 

Y, además, los animales de compañía entristecen por algún problema de salud, ya sea una enfermedad, notar un dolor… Es un estado que igualmente aparece en algunas fases de la vida de la mascota como la etapa de celo. 

perro-tristeza

Otras causas que pueden estar detrás son las altas temperaturas, una actividad físicademasiado intensiva o una inadecuada alimentación. También puede suceder que el perro no esté lo suficientemente motivado o bien tenga algún trauma que le esté generando un estrés prolongado. 

Entre otros factores, están los cambios en la rutina que generan este estado en el can, sobre todo, cuando se producen de forma brusca. 

Síntomas

Con independencia de la causa que esté detrás de la tristeza, hay diversos síntomas que alertan de que el perro puede estar triste. Uno de los principales es que el can disminuye su actividadnormal y se muestra más apático, aparte de percibirse una menor respuesta frente a los estímulos o bien presenta reacciones agresivas o compulsivas, ya que su comportamiento puede cambiar.

Es habitual a su vez que el perro coma menos y tenga menos apetito, al igual que pase más horas dormido o como en un estado somnoliento.

Deja una respuesta